samedi, juin 25, 2005

el calor y el cous-cous

El tiempo de Paris me tiene loca. Aquí llueve por lo menos una vez a la semana, lo que he detestado desde que he llegado por dos razones: suele llover el día que me lavo el pelo y se me mojan los pantalones por abajo (habria que demandar al que puso de moda llevar los pantalones larguitos).

Además nuestra casita da a un patio interior, conocido como El Patio de la Muerte. Y no porque no sea bonito, que lo es, sino porque sospechosamente alberga un microclima. Me explico. Yo me levanto, miro por la ventana hacia arriba (nuestro piso es un bajo) y veo que hace solecito. Me pongo las chanclas y en la calle está todo el mundo con chubasquero y paraguas..¿¿??... al día siguiente el patio está mojado, me pongo el chubasquero y la gente me mira como a un extraterrestre...todo el mundo va con tirantes y pantalon corto....

Pues bien, como iba diciendo, detesto la lluvia, nunca me ha gustado. Sin embargo, desde hace dos semanas estoy empezando a entenderla, e incluso hay alguna que he agradecido. ¿Me estaré convirtiendo en una parisina y estaré de dejando de ser una pariseña? No creo. Hace 2 semanas llegó el verano a París, mi estación favorita del año. No sé porqué, pero me encanta el calor y lo soporto bastante bien, mejor que el frío. Hasta ahora, porque aquí hace más calor que en Madrid. No se puede salir de casa, te pongas lo que te pongas. Hace bochorno sin sol, bochorno con sol, sol a secas. El otro día, por ejemplo, decidimos salir a dar una vuelta por el centro (precisamente porque hacia calor en el zulo) y no aguantamos ni media hora. Las tiendas son un asador de pollos, y sorprendentemente, están llenas. Pepe se metió en un probador y salió mojado. Yo no paraba de sudar... Nos fuimos a casa, claro, a darnos una ducha. He llegado a la conclusión de que igual hace el mismo calor que en Madrid pero aqui no saben lo que significan las palabras aire acondicionado (excepto en Zara, tienda española).

Cuando hace 1 mes llegó el calor de golpe me dio una insolación (nunca había tenido una). Estuve todo el día paseando (y bebiendo agua constantemente) cuando me empecé a encontrar mal y decidí comprarme algo fresquito, un helado de pistacho de color verde fosforito de La Lechera (no os lo recomiendo) y una hora más tarde estaba en casa vomitándlo.


LLevamos una semana de calor insoportable hasta que ayer ocurrió algo increible. Llovió. Cayó una tormenta impresionante justo antes de irnos a dormir. Fue la única vez que recuerdo haber disfrutado de una tormenta así. Hoy ha vuelto a hacer bochorno y, para celebrarlo, los compañeros de Pepe del hotel han decidido llevarnos a comer Cous Cous, que es como tomarte un cocido en pleno agosto. La mayoría son argelinos y se ve que echan de menos su país... pero yo también el mío y no me tomo un cocido con 40 grados en la calle!!! Yo me pasé toda la cena pensando en el gazpachito andaluz (me he enterado que aquí lo venden!!!) y en frutas y verduras, que se han convertido en mi dieta de verano. EL Cous Cous me encantó (yo en realidad tomé Tagine) pero creo que no volveré hasta Navidad, por lo menos. Aprovecho la ocasión para decir que los compañeros de Pepe parecen una tribu. Y no por las formas, sino por los nombres. Ahí van: Enok, Bamba, Basiru, Hatch... Lo mejor de todo es que no se acuerdan de mi nombre!

8 commentaires:

Anonyme a dit…

Jeeeejeje..Qué bueno tu blog Marchi!!!! Me parto con tus historias... Me dá una melancolía leerlas... No nos veíamos mucho ultimamente pero no sé porqué ahora se te echa más de menos. Nos acordamos mucho de ti. Muchos besos.
Laura

Polkium a dit…

Marta, lo del calor es igual aquí (y lo del aire acondicionado también, of cours)!! Yo no se que hago pero desde que he llegado han acabado las famosas lluvias belgas. Cualquiera pensará que eso es una buena noticia para mi, pero el calor y el bochorno son insoportables. Los Bruseluas están encantados, claro, y María con ellos. Como lleva meses sin ver el sol, siempre quiere ir andando por la acera donde pega, horreur!. Por lo menos hoy ha hecho brisilla...

Anonyme a dit…

martooooooolaaaaaaaaaaaaaaaaa

pero que mono tienes tu blog. mucho estilo y mucha clase, como tu eres.
te mando un besito. web

Blanche a dit…

Marta, soy Tamara Berbés, del Instituto, tu hermano me dio la direccion del blog y ya te he puesto en la mia para no correr el riesgo de perderla. Muchos besos.Me gustan tus aventuras en PAris.(el calor aqui tambien está siendo horrible)

Mari a dit…

vente a Río en verano y todo te parecerá bien, jejej. Muchos besos.

Mari a dit…

Por qué en la página de pepe y de nico no me dejan hacer comentarios? *hago clic y nada...*
Besos a todos y a las de Girona tb!
:P

Mama a dit…

No hago mas que entrar en tu blog y siempre veo lo del cuscus... ¿Para cuando una actualizacion? Noticias jugosas de tu trabajo en una multinacional, fotos vestida del Oeste, algo...

Polkium a dit…

Marta, cacho vaga!!

queremos más capítulos!